viernes, 20 de febrero de 2009

Elsa Plaza novela en El cielo bajo los pies el caso de Enriqueta Martí, que conmocionó a la Barcelona de 1912


Tras una escrupulosa investigación, la autora saca a la luz la verdadera historia oculta tras la leyenda de "la vampira de la calle Ponent" y destapa una trama mucho más amplia de desapariciones y explotación de niños.


"Era más tranquilizador crear un monstruo que cuestionar la moral sobre la que se construía toda una sociedad." Margarita, la periodista que protagoniza El cielo bajo los pies (p.81)

"Lloré y grité alborotando al barrio entero. Pero todo fue inútil, en un momento habían desaparecido... y entonces sentí que tenía el cielo bajo mis pies, porque el mundo se había dado la vuelta... y ya nunca más volvió a enderezarse para mí." Declaraciones de Manuela Fuster, madre de Isabelita, una niña secuestrada (p.145)


Casi cien años después, el caso de Enriqueta Martí sigue despertando morbo y fascinación. Tras su detención, los rumores sobre todo tipo de aberrantes crímenes la asediaron sin cesar. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esas acusaciones de asesinatos de niños y fabricación de ungüentos destinados a proporcionar la inmortalidad? Elsa Plaza responde a esta pregunta en una novela que cuenta la historia social y policial de la Barcelona de principios del siglo XX, una ciudad en plena ebullición, con el avance imparable de los movimientos obreros, el nacimiento de un nuevo periodismo, las desigualdades sociales y con todos sus claroscuros.

La protagonista de El cielo bajo los pies es una joven e intrépida periodista que vive en Horta y se obsesiona con la investigación del caso de Enriqueta Martí. Descubrirá una trama de desapariciones de niños que se bifurca por los escenarios más inesperados: de los arrabales parisinos a los lujosos pisos de la alta burguesía catalana, de los cafés concierto y los prostíbulos de los barrios más turbios a los casinos y salas de fiesta de postín. Los medios de comunicación también juegan un papel importante en la novela, y hay referencias a diarios como El Intransigente, La Publicidad, La Vanguardia o ABC.

La autora ha conseguido acceso a materiales de todo tipo sobre el caso: declaraciones de testigos y víctimas, la sentencia del juicio, las noticias publicadas por diferentes diarios, fotografías de algunos de los implicados, el certificado de defunción de Enriqueta Martí... Estos documentos permiten contradecir algunos de los rumores que la policía y la prensa de la época contribuyeron a hinchar. Por ejemplo, Enriqueta Martí no murió asesinada por sus compañeras en la cárcel ni por suicidio, sino de cáncer de útero. No fue juzgada y condenada por asesinato, sino por secuestro y corrupción de menores. Los huesos hallados en su piso eran de animales (y no de niños) y los paños manchados de sangre probablemente se expliquen por su enfermedad. Buena parte de esta información se incluye en los apéndices de El cielo bajo los pies.

El nombre de Enriqueta Martí quedó asociado para siempre a la leyenda de la "vampira" y, en cambio, apenas nadie recuerda ya la angustiosa trama de desapariciones de niños que hubo en la época. Elsa Plaza la desvela en esta novela: secuestrados o vendidos por sus propios padres, muchos niños de clases bajas fueron enviados a Francia a trabajar en condiciones de esclavitud o a ser víctimas de abusos sexuales. Un escándalo mucho más grave, que fue destapado por la prensa francesa.

La periodista de la novela, Margarita, denuncia por qué se convirtió a Enriqueta Martí en culplable de todos los crímenes de la época: "Era más tranquilizador crear un monstruo que cuestionar la moral sobre la que se construía toda una sociedad".

video

1 comentario:

  1. Sí que está de moda este tema!!!
    Mi abuela siempre me hablaba de "la vampira". Lo de BCNegra fue brutal, tres autores hablando sobre un mismo personaje y con ideas tan diferentes. ¿Alguien más estuvo allí?

    ResponderEliminar